jueves, 22 de marzo de 2007

Vi luz y entré

¡Hola!



Esta primera entrada, la voy a usar para "explicar" el título que lleva (hoy, al menos) el blog.



Matando Enanos a Garrotazos tiene por nombre un precioso libro de cuentos de Alberto Laiseca.


Personalmente, estoy de acuerdo con algunos señores que dicen que Alberto Laiseca está entre los autores más personales de la literatura nacional. Si bien no estoy muy seguro de qué diablos es ser un escritor personal, y mucho menos sé si eso es bueno o es malo.



Lo cierto es que sus libros son maravillosos. Y si no fuera porque me faltan kilos y kilos de lectura, afirmaría -como Ricardo Piglia1- que es el mejor novelista argentino desde Roberto Arlt.



Esto es algo que el joven inciante en el universo de la crítica literaria debe saber: Si algo nos gusta a nosotros los posmodernos2, es encontrar relatos, metáforas y parábolas dentro de la literatura, que "hablen" sobre la literatura misma3.
Es decir: casi todos creen saber qué es la literatura; pero lo cierto es que, al igual que con las ciencias exactas, esta seguridad se vuelve menor a medida que uno lee y conoce a los que más saben. Para algunas de estas personas, es como si la respuesta a "¿Qué es la literatura?" solo pudiera responderse desde la literatura.



Esto tiene que ver, posiblemente, con las leyes que ordenan los universos que leemos en cuentos y novelas. Leyes más elásticas, o quizá diferentes a las que regulan el lenguaje que se usa en otras esferas discursivas. Se pueden decir otras cosas. Se puede también, no decir. Y también se puede decir transversalmente, de costado, amagando. Se puede sugerir, y aceptar la sugerencia o no, es cuestión del lector.
Por lo menos, repito, esto es lo que creen algunos.



Uno de esos algunos, vengo a ser yo.



Y el que les sugiero que lean, es uno de esos cuentos que dice algo, pero no obliga a leer eso que dice. Vos podés leer lo que se dice y suspender cualquier lectura paralela. Se trata del último de los cuentos de "Matando Enanos a Garrotazos", llamado Inventando Títulos en la Caverna del Invierno. Ahí se los dejo.



Hay gente que cree que todo puede ser dicho. Como diría un francés muy copado, tienen la prepotencia de creer que el universo está conformado de tal manera que los humanos puedan pensarlo todo, y luego explicarlo con sus idiomas.



Hay gente que cree que no. Y que hay cosas que solo pueden ser sugeridas. No por miedo. No por desconocimiento -o quizá si. A mi me gusta creer que hay cosas que se dicen mejor cuando se sugieren, que cuando se explican.



-J.



"Moyaresmio acompañaba el puño-grafiado con gritos de combate"





1. Si estás por entrar en el mágico mundo de las letras, no te preocupes, pronto conocerás a este señor. Si no, entonces no creo que te interese perder el tiempo conociéndolo.
2. Prometo crear pronto una polémica entrada sobre la posmodernidad. Por ahora, basta con que sepan esto: si alguien le dice posmoderno a otra persona, es porque no lo quiere, o no le gusta como escribe.
3. Sin embargo hay diez mil maneras de entender la tarea del crítico literario, así que a no asustarse ni creer que te van a obligar a internarte en esa dirección. Existen grandes críticos que van por una vía completamente diferente, sin interesarse tanto por estas cuestiones y enfocando otros puntos de contacto. Como un ejemplo reconocido por todos, está la crítica literaria de David Viñas, que podríamos considerar que se especializa en hacer lecturas políticas, y muy buenas.

2 comentarios:

Nan dijo...

Hace mucho tiempo que deberia haber escrito esto. O tal vez lo hice , pero la tecnologia me impidio colgarlo en otro formato, y las palabras quedaron suspendidas hasta el dia de hoy.
Por que crear un blog que hable de esto? De esto que hacemos o intentamos hacer al estudiar Letras? Porque este titulo necesariamente? Ya se han ocupado de responder la ultima pregunta, pero las dos anteriores se bifurcan de maneras impensadas, y creo que son justamente esas preguntas las que tiran la piedra inicial para inaugurar el espacio de este blog en el cual, mas alla de los nombres propios ( como gigantes , titanes de la letra)lo que muchos queremos hacer es acercarnos desde adentro a aquellos qpueden estar gravitando afuera no solo para mostrarles y acercarles un microcosmos de ideas y palabras, sino tambien para replantearnos como coexistimos y trabajamos con ellas, con los discursos,con las letras mismas ,por dentro de circulos"institucionales" pero por sobre todo, en la construccion de esto llamado por algunos realidad, " realidad discursiva".
Saludos

J la Rata dijo...

Que grossa que sos, Nanchu... vos seguro que te vas a ir "con la academia", como le dijo la profetiza al verde.

Gracias por el comment ^^.

Yo sigo exhibiendo orgulloso mi estampa de teorizador punk.

Y digo malas palabras.

"culo" (jojo)

-J.